El viaje prohibido al “Nosce Te Ipsum”: lo que no sale en los libros de “autoayuda”.

Conócete a ti mismo.

Nosce te ipsum, temet nosce, Γνωθι Σεαυτόν, gnothi seauton, connais-toi toi-même, conosci te stesso, Erkenne dich selbst.

Cyrano escribió:

lo suyo sería encontrar alguien como Jodorowsky pero que sea más accesible.

Yo fui a buscarle. Y le encontré.

https://i2.wp.com/i.imgur.com/Oaujf3b.jpg

Y le corté la cabeza.

Me di cuenta de que NADIE en todo el Universo es más que yo. Ni menos. Y que, todo lo que necesito, YA lo llevo/llevamos dentro. Nadie enseña o Todo enseña. Sólo es cuestión de actitud. Quien verdaderamente tiene voluntad de aprender, encuentra auténticos maestros en cada esquina, en cada sutileza, en cada acto…

En mi opinión Cyrano, consciente o inconscientemente, te engañas. Pero no sólo tú. En cierta medida lo hacemos todos y es perfectamente natural. Es nuestro ego resistiéndose panza arriba a perder la identidad, claro. Permíteme que tome tus palabras como ejemplo para que hagamos una reflexión en común.

Si REALMENTE deseas iniciar el sendero del nosce te ipsum, con todas tus fuerzas, con todo tu corazón, lo primero que debes tratar de darte cuenta es de que estás solo. Solo. Completamente solo.

Solo.

¿Te asusta? No es para todo el mundo.

A mí, por ejemplo, jamás se me ocurriría embarcarme en una tarea así si de mí dependieran otros, si tuviera hijos o una familia que mantener, por ejemplo… Es un viaje que, si bien no acaba nunca, conviene emprender temprano. O atenerse a las consecuencias, claro. El egoísta del Buda dejó a su familia tirada para ir a buscarse a sí mismo. ¿Fue eso legítimo?

Tenemos un inmenso pánico a quedarnos a solas, ya no sólo ante los demás, sino especialmente ante nosotros mismos, desnudos ante lo que somos.

Lo segundo que deberías hacer sería preguntarte por qué y para qué. Descubrir la intención que emerge de lo más profundo de cada uno de tus actos. Con honestidad para contigo mismo.

Si verdaderamente está en ti el deseo de profundizar en ti mismo, lo tercero que deberías hacer sería plantearte qué estás dispuesto a hacer y hasta dónde llega tu grado de compromiso.

Es una guerra cruenta en el que el único enemigo eres tú mismo y tu propia resistencia.

¿Serías capaz de arriesgarte a perder tu identidad para, haciéndolo, ganarte a ti mismo y al Universo entero? Incluso más punzante… ¿Estarías dispuesto a no encontrar nada y… fracasar? NO deberías esperar nada a cambio. Y, suponiendo que lo ganases… ¿qué ibas a hacer con ello? Recuerda la parábola de los talentos, a quien más se le haya dado, tanto más se le exigirá…

¿Estarías dispuesto a que todo el mundo te tomase por un loco?

¿Estarías dispuesto a hacer daño con tu actitud a tus seres queridos?

Respóndete a ti mismo.

Hasta el momento, contaría con los dedos de una mano las personas que he conocido que estarían dispuesto a ello. Y me sobrarían dedos. Muchos.

En el fondo, nos aterra escoger la pastilla roja para conocer la Verdad. Para qué, si estamos la mar de cómodos viviendo nuestra mentira útil.

Quizás las palabras de Cifra, el personaje que pide que le devuelvan a Matrix y le borren todo recuerdo de haber conocido la Verdad, deseando sumirse en la ignorancia, sean más sabias de lo que nos parecen…

Avaricioso. Taimado. Sibilino.
Impaciente. Eres incapaz de tolerar la verdad.

Neo es un hacker por algo. Un hacker no se contenta con que le den el Sistema ya explicado. La mentalidad de un verdadero hacker no consiste más que en una inmensa curiosidad por COMPRENDER por sí mismo en qué consiste la realidad en la que vive. ¿Para qué? Para finalmente llegar a hacerse con el CONTROL del sistema. Crearse un alma, en palabras de Gurdjieff, sí.

Hackear el sistema del Sí Mismo. Hackear el sistema realidad. Descodificar el mensaje. En eso consiste todo. Nada más. Nada menos.

Y si es necesario, lo arriesga todo. Porque conoce por qué lo hace: sólo le mueve el AMOR.

Yo, con tener el potencial de ser quizás la única experiencia que verdaderamente llene de sentido a una vida, habiendo probado ciertas mieles, NO es un viaje que le recomiende a nadie. A nadie. Creo que ha de ser una decisión que debería tomar cada uno. Y no passsa nada por ni siquiera planteársela, por supuesto. Me causan una profunda admiración y respeto los que en su día le emprendieron.

Como Jung, por ejemplo. Un día tuvo un sueño. Guardaba un revólver en la mesita de noche. Se dijo a sí mismo que si no conseguía descifrar ese sueño, se pegaría un tiro. :shock: Hasta ese punto llegaba su compromiso para consigo mismo. Y el mismísimo Chus perdió la vida en el intento. Arjuna tuvo que matar a miembros de su familia. Abraham a punto estuvo de acabar con su hijo…

Pero toda esta cara no tan amable del nosce te ipsum no sale en los -por otra parte tan válidos como cualquier otro tipo de maestro- libros de autoayuda…

Quizás también convenga saber plantarse… Si bien, esa sóla idea contradice la misma esencia del viaje…

Por eso creo que, ante todo, lo más importante es cultivar la Fe en uno mismo durante el camino, y la Fe en el camino en sí, con una profunda voluntad interior de aceptar lo que tenga que venir tomando las riendas de la honestidad para con uno mismo.

El 99.9999% del supermercado espiritual no son más que aspirinas metafísicas para paliar el dolor existencial. Nadie queremos despertar, porque nos aterra la posibilidad del dolor. Por eso el dolor puede ser un inmenso maestro…

En plena guerra, Gurdjeff llamó a Ouspensky, que residía en Londres y le dijo que fuera a verle, a Rusia. Ouspensky arriesgó su vida durante el peligrosísimo viaje. Cuando llegó, le preguntó que qué quería. Gurdjeff le dijo que nada, que ya se podía marchar. Ouspensky montó en cólera, no comprendía nada. Lo hizo para probarle. No te recomiendo a ningún maestro, más que a ti mismo. El verdadero maestro inyecta sabiduría en el mundo sin que NADIE lo sepa.

El Jodo no ha hecho nada que ninguno de nosotros hubiera podido hacer. No le envidio en lo más mínimo. Él también tiene sus demonios, y ha tenido que pasar lo suyo.

Creo que la verdadera unión consigo mismo (otros lo llaman Felicidad) llega el día en el que te das cuenta de que no te cambiarías por nada ni por nadie en el mundo.

¿Qué precio estarías/estamos dispuesto a pagar Cyrano? ¿Te/nos lo has/hemos planteado así?

Todo el mundo quiere la sabiduría, pero nadie quiere pagar el precio.
Proverbio Sufí

No hay nacimiento a la Con[s]ciencia sin dolor.
Carl Jung

Todo el mundo quiere encontrar, pero nadie quiere pagar el precio. Un pensamiento sobre los obstáculos del camino. Esa es la reflexión. Y por si quedan algunas dudas, en el nadie también me incluyo a mí, vamos.

Quizás si alguien leyera en un libro de los denominados de autoayuda que no todo es un camino de rosas, quizás se vendieran menos libros… O el mensaje no sería tan popular… O no se llenarían tantos seminarios de cristales mágicos y risoterapia…

Está superchachipirulijuanpelotilla llenar la casa de candeleros con ohms, apuntarnos a yoga con las orejas los lunes y los miércoles, aromaterapiarse la colada con perlán y darse unas friegas de lavanda en el reiki metacarpiano de las flores de bach. Ahora… oooooho… ¡¿arriesgarse a conocer[se]?! Pero weno hombre, a quién se le ocurre, hay que estar pallá…

Efectivamente, me has encontrado a mí. Y yo te he encontrado a ti. Y yo trataré de aprender de ti todo lo que pueda y/o me dejes. Y si a ti te sirven cualquiera de las cosas que yo comente, pues disfrútalas, no te voy a cobrar nada por ellas. Yo tengo 14 años menos que tú, y, como quien dice, sólo llevo 2 añitos de experiencia en el C.V. del nosce te ipsum, así que no creo que califique excesivamente alto en el ranking de gurús del gurugú, de modo que toma mis palabras como lo que son, un sencillo comentario que me nace de reflexiones que me planteo en genérico. Puedo estar tan acertado o tan equivocado como cualquiera. Pero vamos, nunnnnnca se sabe… :roll:

También celebro que siguieras tus corazonadas e hicieras lo que más te gustara en la vida en ese momento. En esos 27 años que has estudiado filosofía oriental, me gustaría, si lo tienes a bien, que me comentaras qué has aprendido. Puede sugerirme más reflexiones personales y más asombros que compartir, que es, entre otras cosas por lo que, como tú, yo también estoy por aquí.

Finalmente, si lo que te apetece es ir a buscar al Jodo, pues sal de dudas y ve, como hice yo. O no vayas si no es demasiado asequible. O ni vayas ni dejes de ir, vamos. 8) Y, principalmente, ni se te ocurra hacer nada de nada porque lo diga o lo deje de decir yo. Te tendría que cobrar el diezmo por derechos de autor y me da perezzza… :P

Renunciar no necesariamente significa sufrir.

Te brindo un par de frases más, que quizás puedan o no venir a cuento

El valor de tus conquistas se mide por el precio de tus renuncias.
er muá

La verdad es una tierra sin caminos.
Krishnaji

zejio escribió:

Totalmente legitimo, no hay NADA mas importante que hacer en la vida, pero nada de nada. No es un juego o un entretenimiento, es mas importante que el comer y el beber. Es ser humano y si no eres humano estas haciendo el NADA hagas lo que hagas.

Opino exactamente igual Zejio.

zejio escribió:

Y no creo que sea algo en lo que se embarca uno como el que se va de viaje o se dedica a coleccionar sellos, es una necesidad vital

Exacto. Es más, no creo que me diferencie demasiado de quien siente como una necesidad escalar puestos en lo profesional para hacerse un nombre, acumular cada vez más riquezas y así llegar a ser alguien. Es el equivalente a construirse un alma.

Quizás en lo único que difiera sea en los resultados y en la película que pase ante mis ojos sobre a lo que he dedicado mi vida el día de mi muerte.

Mi “apuesta”, por pura y simple necesidad vital, que no por otra cosa, es que siento que esto me compensa, como dice Concha, infinitamente más que una vida normal. Y estoy convencido de que a otros les compensará más lo contrario, claro. Y está bien como está.

Toda apuesta implica un riesgo, claro.

Y esto es lo que yo planteo…

¿Hasta dónde estamos dispuestos a arriesgar?

La metáfora que pones del salto al vacío con una jauría de lobos al otro extremo me parece más que acertada Zejio. Es literalmente así.

Podremos parecerles una pandilla de majaras a muchos Zejio, cierto es. Lo curioso es que a mí los que me parecen una pandilla de majaras, que van a todas partes de prisa para llegar a ninguna parte, con cero tiempo para detenerse a ver las flores que crecen al borde del camino y los milagros que acechan por todas partes… ¡son ellos! :D :lol:

No hace mucho, comentando con una persona bastante inteligente lo del Sé y Haz, me dijo… ¡Eso es una perogrullada!. Rolling Eyes

Pego una cita que he encontrado en la página que has puesto dedicada a Gurdjeff, Zejio.

En una reunión un hombre que hacía poco que frecuentaba estos encuentros preguntó,

– ¿Sr. Gurdjieff, qué está intentando hacer?
– ¿Qué intento hacer? – replicó el Sr. Gurdjieff.

– Intento mostrar a la gente que cuando llueve las calles están mojadas.

Esto me impresionó tan fuertemente que nunca lo he olvidado.
Por aquí uno, aprendiendo a ver calles mojadas… Wink

Haz escribió:

si se produce un equilibrio entre lo reprimido y lo experimentado, la necesidad de cambio es menos intensa

El viaje del “nosce te ipsum” no se trata de cambiar. Paupérrima concepción la de quien así se embarca… Mi ex-jefe no tenía ninguna necesidad de cambiar… casa de lujo, coche de lujo, familia equilibrada, sistema de valores dominantes normales, hipocresías normales y gozaba de un perfectísimo sentido común

Sin duda, un tipo equilibrado. Je. A ojos de tipos así, es evidente que el que no se conforma con eso, sale de la norma, luego es anormal, ergo un desequilibrado. Ouuuuyeah.

El que busca cambiar lo que en realidad busca es terapia o aspirinas metafísicas y más sedantes, de lo que está lleno el 99.999% del denominado mercado de la autoayuda, no el patanegra “nosce te ipsum”.

El patanegra “nosce te ipsum” empieza justito justito donde termina la necesidad de autoayuda.

En el peligrosísimo viaje del “nosce te ipsum” de lo que se trata es de tener güebosvarios para…

atreverse a ¿DESPERTAR?

…y aceptar las consecuencias sin saber cuáles serán. Eso es lo que nunca mencionan los libros de autoayuda, llenitos de más sedantessss. Pfffffffffffff.

Embarcarse, implique lo que implique sin saber ni prever, sin meta alguna -ni siquiera el éxito para despertar-, suicida salto al vacío del ego, aceptando todas las consecuencias.

Incluso cambiar.

Quiero cambiar = me desprecio.
Jodo, El.

El resto… sombra aquí y sombra allá, maquíllame, maquíllame…

Pues abundando más en “la otra cara” del nosce te ipsum, que es de la que trataba este hilo y que nada tiene que ver con los libros de autoayuda-alias-ayuda-ya-enlatá, lista para calmar temporalmente la ansiedad de no Ser quien se Es… :roll:

Pego un fragmento de una entrevista, precisamente sobre este punto de “la otra cara” que nos ocupa, al que me parece uno de los tipos más interesantes del panorama actual.

Ignacio Gómez de Liaño.

Salvando las distancias, algo asín como un “Ken Wilber” español… :o

Biografía:

http://www.fundaciongsr.es/penaranda/ferias2002/arte-pregonero.htm

Doctor en Filosofía, creo que tuvo trato personal con Dalí incluso. Y lo de místico no lo pone en el CV porque quedaría feo, pero se nota a la legua que este tío ha rrrrascao argo… ;)

Ya van dos veces que he estado hojeando un libro suyo, Iluminaciones filosóficas,


http://www.siruela.com/catalogo/catalogo.php3?ficha=483

y no he tenido güebos para comprarlo. Denso y sustancioso de cohones. :shock:
Ea, la entrevista:
http://www.ucm.es/info/especulo/numero13/g_liano.html

Otra cuestión que planteas en la obra, un tema de origen antiguo, es la soledad del intelectual y el sufrimiento al que lleva el conocimiento…

Ya en la Biblia, en la famosa frase “el que aumenta el conocimiento, aumenta también el sufrimiento” o el dolor, van unidas ambas cosas, y no solo por el esfuerzo que requiere el conocimiento —creo que sería la interpretación más trivial de la ecuación conocimiento-sufrimiento—, sino porque el que sabe algo más que los demás, el que es consciente de que sabe algo más, sufre porque los demás no sepan eso, y sobre todo cuando descubre que los demás no están interesados para nada en eso. Es un sufrimiento extraordinario.

Pero, por otro lado, también la novela se plantea en otros términos —aparte de este término tan radical—, en términos de pequeños grupos que se dedican a cultivar una especie de alianza entre el sentimiento y el conocimiento, que se sienten forzosamente, de algún modo, enajenados de lo que los rodea, y esto da lugar, claro, a una reacciones a veces difíciles; muchas veces es la reacción de que, en vista de esa sensación, el grupo se ensimisma demasiado, otras veces que se vuelve agresivo, en fin, hay ahí todo tipo de relaciones; pero sí quería destacar, desde luego, esa relación entre el conocimiento y el sufrimiento.

Y sí, el que no tenga güebosvarios para arriesgarse a cognoscer… ¡aaaautoyuda de cuchuflán que te crió! :P

.

.

.

11 comentarios en “El viaje prohibido al “Nosce Te Ipsum”: lo que no sale en los libros de “autoayuda”.

  1. Si.
    Esa fue La entrada que le twittee a Rafael Lechowski.
    Hizo FAV y me empezó a seguir.

    (pero no se que coño que no encuentro el maldito twitt)

    Asi que seguramente te leyese hace dos años…

    😛

    P.d: Yo también te cortaré la cabeza.

    Tramposo.

  2. Estas intereSantísimas reflexiones me han recordado a un capítulo de Rayuela, en el que Pola le decía a Horacio; “todo se deshace cuando lo agarrás, hasta cuando lo mirás. Sos como un ácido terrible, te tengo miedo. / No es solamente que lo digas, es una manera de… No sé, como un embudo. A veces me parece que me voy a ir resbalando entre tus brazos y que me voy a caer en un pozo. Es peor que soñar que uno se cae en el vacio”. Estando muy lejos atisbo a ver que ciertamente es un arma poderosa para uno y para los otros, donde se mezclan la aprehensión y la corrosión.

  3. me has dejado clavada en el patio, como el amor según nuestro inmortal Julio. La terrible y adorada soledad del buscador. Es a lo que vinimos, ¿te acuerdas?. A estar solos y ser la conciencia que se busca a sí misma y se observa mientras se busca.
    Me perdí hace tiempo en algún lugar en el que nadie me ve y todos hablan otra lengua. Mi equipaje de buscadora no incluye, sin embargo, suficientes antídotos contra la duda ajena. La duda tenaz sobre si no me estaré volviendo loca sólo se mitiga con las burbujas ocasionales de la súbita Comprensión que se alza como un nuevo limite que superar en la exploración de ese Algo que, como la página de un procesador de textos, se crea a medida que voy escribiendo en ella.
    Gracias por romper tu silencio.

  4. Como bicho unicelular
    prendida al epitelio del Universo
    me balanceo, sorda, ciega y muda,
    al compás de la cantata que improvisamos para la ocasión.
    Me acaricia una polifonía de fluidos
    amnióticos cósmicos salados cálidos
    y me encuentro en un infinito
    laberinto de espejos.
    ¡Ay de mi si soy
    el único Dios de este cosmos!

    Bad Godesberg
    15-8-03

  5. ” No hay nada más valioso ni más difícil que la tarea humana fundamental de sencillamente hacerse humano” John Macquarrie
    ” Y si no ahora, ¿cuándo?” El Talmud

    Gracias de nuevo Nosce por tu artículo, más que artículo es un bálsamo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s