6 comentarios en “Must. See. : Citizenfour. #ThankYouEdSnowden

  1. Esta es una historia que nunca ha dejado de sorprenderme. ¿Sabemos si existe Snowden?. ¿Verdad que es barato y cómodo crear un héroe que nos ha salvado a todos de un peligro carísimo de construir?. Creo el salvador y de paso meto miedo al personal. Me sale gratis!.
    No quiero levantar polvareda; sólo es que observo desde mi escondite cómo funciona esto del control a través del rumor y el metemiedo.
    Buenos días! 😀

    1. Es una pregunta legítima. Al final todos nos movemos en parámetros de confianza. Por ejemplo, el periodista de The Guardian involucrado en el asunto Snowden, Glenn Greenwald, a mí me merece bastante confianza.
      Lamentablemente Snowden no nos ha salvado de nada, más que hacernos conscientes de dónde estamos. Con pruebas, no rumores. Que no es poco. Y luego está el lenguaje no verbal: si ves el documental, a Snowden se le ve cagao de miedo por lo que está haciendo. Y sin embargo, decidido a hacerlo hasta el final, sean cuales fueran las consecuencias.

      Es cierto que existen coñspiraciones, pero de ahí a ver en todo una coñspiración va un abismo. Porque a lo mejor en estos tiempos post-postmodernos que nos ha tocado vivir de lo que se trata es de hacernos dudar de todo, para diluir así cualquier atisbo de verdad, proceda ésta de donde proceda… 😉

      Y buenos días! 🙂

      1. Es muy probable que tengas toda la razón. Es más, CONFÍO más en tu criterio que en el mío, porque yo soy una desinformada profesional. Es muy inteligente eso que dices de que el lema es hacernos dudar de todo no sea que demos con un ápice de verdad en cualquier descuido. Touché. Gracias 😀

        1. Bueno, gracias por la confianza pero, no creas, yo también me muevo por corazonadas, tampoco es que mi criterio vaya a ser el único bueno-de-verdad-de-la-buena! 😀 Pero vamos, que sí creo que en este caso particular todo apunta a que Snowden obra de buena fe.

          El caso es que no parece que hayan cambiado mucho las cosas, salvo que los barrotes de la invisible cárcel en la que vivimos se nos han tornado en un poco más visibles.

          Hacernos con[s]cientes de nuestra no-libertad es el primer paso hacia la libertad. Creo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s