GUÍA PARA REINTERPRETAR LAS PALABRAS DEL CHUS

Va…venga…voy a compartir y hacer pública la secretíiiiisima llave que abre y descodifica TODOS los secretos de las palabras del simpático, y ciertamente afásico*, Chus.

Afasia*: Disfunción en el centro del lenguaje del cerebro que imposibilita o disminuye la capacidad de comunicarse mediante el lenguaje, la escritura o los signos, conservando la inteligencia y los órganos fonatorios.

GUÍA PARA REINTERPRETAR LAS PALABRAS DEL CHUS, en 12 sencillos pasitos. By Nosce. Gurú, El.

1 – Evangelios. 4 cucharadas soperas.
2 – Boli, bic, de 16 colores.
3 – Donde dice Padre, Dios, tesoro o corazón, sustituir en color rojo por Ser en Esencia.
4 – Donde dice Hijo, sustituir en color verde por Yo.
5 – Donde dice Espíritu Santo, sustituir en color azul por Consciencia.
6 – Donde dice Cielo, sustituir en color amarillo por Vida, Felicidad infinita.
7 – Donde dice Tierra, sustituir en color marrón por vida, Infelicidad finita.
8 – Donde dice Pecar, sustituir en color naranja por Resistirse.
9 – Donde dice Bien, sustituir en color blanco por Ser Auténtico.
10 – Donde dice Mal, sustituir en color negro por No Ser Auténtico.
11 – Donde dice Ley, sustituir en color índigo por Causa-Efecto
12 – Releer. Agitar vigorosamente hasta alcanzar el punto de nieve. Servir en copa fría. Disfrutar.

ADVERTENCIA: Nosce, Gurú, El, no se responsabiliza de los posibles efectos extremadamente positivos en el ánimo y en el espíritu que, tras aplicar la mencionada clave descifradora, una segunda relectura de las palabras del Chus pudiera causar al arriesgado aprendiz de Guerrero gnosticista de ahora en adelante.

5 comentarios en “GUÍA PARA REINTERPRETAR LAS PALABRAS DEL CHUS

  1. El evangelio de hoy no permite aplicar la clave:

    “Jesús atravesó el mar de Galilea, llamado Tiberíades.
    Lo seguía una gran multitud, al ver los signos que hacía curando a los enfermos.
    Jesús subió a la montaña y se sentó allí con sus discípulos.
    Se acercaba la Pascua, la fiesta de los judíos.
    Al levantar los ojos, Jesús vio que una gran multitud acudía a él y dijo a Felipe: “¿Dónde compraremos pan para darles de comer?”.
    El decía esto para ponerlo a prueba, porque sabía bien lo que iba a hacer.
    Felipe le respondió: “Doscientos denarios no bastarían para que cada uno pudiera comer un pedazo de pan”.
    Uno de sus discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro, le dijo:
    “Aquí hay un niño que tiene cinco panes de cebada y dos pescados, pero ¿qué es esto para tanta gente?”.
    Jesús le respondió: “Háganlos sentar”. Había mucho pasto en ese lugar. Todos se sentaron y eran unos cinco mil hombres.
    Jesús tomó los panes, dio gracias y los distribuyó a los que estaban sentados. Lo mismo hizo con los pescados, dándoles todo lo que quisieron.
    Cuando todos quedaron satisfechos, Jesús dijo a sus discípulos: “Recojan los pedazos que sobran, para que no se pierda nada”.
    Los recogieron y llenaron doce canastas con los pedazos que sobraron de los cinco panes de cebada.
    Al ver el signo que Jesús acababa de hacer, la gente decía: “Este es, verdaderamente, el Profeta que debe venir al mundo”.
    Jesús, sabiendo que querían apoderarse de él para hacerlo rey, se retiró otra vez solo a la montaña. ”

    Pero el de ayer sí:

    El que viene de lo alto está por encima de todos. El que es de la infelicidad infinita pertenece a la infelicidad infinita y habla de la infelicidad infinita. El que vino de la felicidad infinita
    da testimonio de lo que ha visto y oído, pero nadie recibe su testimonio.
    El que recibe su testimonio certifica que el ser en esencia es veraz.
    El que el ser en esencia envió dice las palabras del ser en esencia, porque el ser en esencia le da consciencia sin medida.
    El ser en esencia me ama y ha puesto todo en mis manos.
    El que cree en mí tiene Vida eterna. El que se niega a creer en mí no verá la Vida, sino que la ira del ser en esencia pesa sobre él.

    Tito, esto es muy fuerte…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s