Su Majestad la Reina Letizia: Maga del Caos.

.

:

Un@ de vosotr@s, mis qüerid@s lectores del presente bloj, que además de ser lector/a es un cielo de persona en la Vida Real ©, me ha regalado recientemente Ángeles Fósiles, de tito Moore, empeñad@ en que tenía que leerlo sí o sí. Todavía no lo he degustado como se merece, pero estoy en ello. ZENx!

El caso es que, iba yo paseando esta mañanita por la calle escuchando el arradio y de repente dan la noticia de que la Reina Letizia se ha comprado en la Feria del Libro de Madrid, junto con un ejemplar de las obras de Nietzsche y otro de Kierkegaard el Providence, de Alan Moore.

Providence, de Allan Moore.

 

Cágate lorito.

Pero, agarraos los machos con el librito que se compró el año pasado también en la Feria del Libro de Madrid, para horror de la web católica InfoVaticana:

.

.

.

.

ÍNDICE de entradas de este blog:

Índice de entradas

___________________________________________________

Si has disfrutado, suscríbete gratis a Sé y Haz aquí y Encuentra a Los Otros:

.

Recibirás un correo que tienes que activar. Si no lo recibes, mira en la carpeta de spam.

.
Si no, pues nada.

.
.
.

5 comentarios en “Su Majestad la Reina Letizia: Maga del Caos.

  1. Cada año, cuando se va acercando el último de septiembre (rollo calendario desde 1888, contra el vicio, nietzscheano y tal) me hago propósitos de cumplir uno de mis sueños más antiguos. Desde chico, cuando me enteré de que yo era súbdito de los reyes borbones, al llegar el inicio del año académico y, también, el año anticristo, me digo que voy a personarme en palacio (Zarzuela y Moncloa), voy a demandar audiencia y cuando su majestad me acoja voy a rogarle su gracia para que me otorgue la condición de apátrida, me tramite la apostasía con el Vaticano y me permita marcharme de su corte libre y ligero de cargos o subeditación a la corona.

    Sin embargo, un maestro de orden que conozco intentó lo propio con el estado y no le funcionó bien. No es la única; Nuria Guell (http://www.nuriaguell.net/projects/38.html) es otra muestra de que no se pueden estas cosas por voluntad propia. Por ello, cada Abraxas (una iteración de traslación solar), celebro el año viejo y no voy a palacio.

    Son los límites que no se pueden mover. Juguemos, queridos amiguitos de la red y de las tertulias, juguemos como párvulos dentro de los límites.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s