Amen. Hasta la médula, desde las vísceras, hasta que ya no puedan amar más. Amén.

.

El amor en tiempos de la blockchain

Estas tecnologías aún necesitan la supervisión humana para crearse, actualizarse y ejecutarse, y para hacerlo con precisión conviene llevar a cabo paralelamente un cultivo escrupuloso del mundo espiritual, desde cualquiera de sus múltiples senderos, sin dogmas ni pecados, pero conectando con el fin último de nuestra existencia en el mundo, la enseñanza profunda que comparten todas las religiones, en todo el planeta, sin excepción: el amor universal.

Sólo desde allí podremos ver con claridad cuál es el siguiente paso hacia la liberación. La manera más rápida y poderosa de hackear la «ilusión» en «realidad» es

atreverse a ver belleza en todo lo que nos rodea y dentro de nosotros mismos,

todo el tiempo: amar a las cosas y a las personas por lo que son, exactamente como son, y no por su apariencia. Una vez que hayamos hecho esto, seremos libres de decidir qué tipo de cosas nos gustaría cambiar.

«Hay dos fuerzas motrices básicas: el miedo y el amor. Cuando tenemos miedo, nos retiramos de la vida. Cuando tenemos amor, nos abrimos a todo lo que la vida tiene para ofrecer con pasión, entusiasmo y aceptación. Tenemos que aprender a amarnos a nosotros mismos en primer lugar, en toda nuestra gloria y nuestras imperfecciones. Si no podemos amarnos a nosotros mismos, no podemos ser totalmente abiertos a nuestra capacidad de amar a los demás o nuestro potencial para crear» (John Lennon).

«El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. El amor no se deleita en la maldad, sino que se regocija con la verdad. Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta» (Corintos 13: 4-7).

Amen. Hasta la médula, desde las vísceras, hasta que ya no puedan amar más. Amen, muestren al mundo la mejor versión de ustedes mismos y creemos en conjunto nuevas herramientas de enriquecimiento colectivo para el beneficio mutuo de todos los individuos. Basta ya de tragarse la ilusión de que en algún momento tú y yo , o cualquiera de nosotros, estuvimos separados. Amen, besen, abracen, retocen y acaricien, pues en definitiva es

ése, y sólo ése, el sentido último de la vida.

Amén.

roVado de: https://www.tucriptomoneda.com/2018/11/el-amor-en-tiempos-de-la-blockchain/

.

 

25 comentarios en “Amen. Hasta la médula, desde las vísceras, hasta que ya no puedan amar más. Amén.

  1. No podría estar más de acuerdo con lo que compartes en esta entrada, mi querido Nosce.

    El problema, al menos mi problema, es que lo que nos cuentas me resulta poco convincente por ser demasiado convincente, esto es, lo veo demasiado bonito para ser verdad.

    Un pagano de altos ideales podría estar de acuerdo con todo lo que dices. Y de paso me gustaría agradecer tu intento y tu deseo de sembrar belleza y bien en la historia. Son grandes palabras, y como suele ocurrir con las grandes palabras, cada cual se las toma como puede, yo incluido… Y no es que esté en desacuerdo del todo con lo que compartes aquí, pero me da la sensación de que nos falta algo, sobre todo cuando nos citas a san Pablo…

    Lo que me chirría es que estás divinizando al amor. Es decir, hacemos del amor un dios al convertirlo en un absoluto.  Pero la revelación (hablo en referencia a tu cita de la epístola a los Cor.) propiamente no dice nada que podamos transformar en conocimiento. Es decir, que la revelación no concluye en una gnosis. Y a mi me parece que no estás siendo nada justo con Pablo al querer naturalizar su mensaje sobrenatural.

    Y esto cristianamente solo se puede hacer donde reconocemos en la Cruz a aquél como no ya un enviado de Dios —un profetilla mas— sino a Dios mismo. Pero reconocer esto es, con tu permiso, un grano en el culo, porque es incómodo, ¿sabes? ¿Cómo va nuestro absoluto ser ese que cuelga como un perro deun madero? No sé si ves por dónde quiero ir…

    Sinceramente creo que no se trata tanto de que nos interpele el amor. Que también, ojo. No se trata tanto de que nos interpele el rostro de un prójimo que está en las últimas, aunque también. Creo que más bien se trata de que nos juzgue su presencia, su presencia de vícitma y descartado, porque lo demás tiene, a mi parecer, al onanismo. Pregunto: ¿no estás siendo demasiado moderno al olvidarte del juicio y reducirlo “al todo es amor”?

    Claro que sí, claro que hay que ver belleza en todo, empero, la cruz y su perdón no puede obviarse, sino, dícelo a estos…

    Tengo dos casos extremos. Uno es de un chico que fue obligado a beberse la sangre de su madre y a comerse sus órganos sexuales antes de que la mataran. Otra paciente, una mujer que sigue con una depresión grave, fue obligada a comerse a uno de sus hijos a cambio de la vida de los demás. Los milicianos también llevaban a cabo macabros juegos. En el pueblo de Evariste colocaron a los vecinos tutsis en fila y les pusieron pimienta en la nariz. Al que estornudaba, le degollaban.

    Bizoza Rutakayile, psiquiatra en Ruanda

    1. Buenas Jasso,

      Bueno, ante todo decir que el texto es mío sólo en la medida en que trazo rayujos rojos y demás estridente parafernalia nosciana. El autor, como figura en el encabezado del mismo, es ALTER CONSCIENS, amable lector de este blog que os contempla también, pero si quiere, que se pronuncie él mismo.

      Ágape es de lo que va el rollito, como bien nos apunta ganeshito-el-bonito.

      Comprendiendo lo que dices, yo sin embargo voy más allá del texto, que creo que hasta se queda corto en su loa al Amor: por algún extraño motivo que escapa todo raciocinio lógico —es decir, que NO PUEDO EXPLICAR— y, pese a hacerme cargo de las duras palabras de Bizoza Rutakayile, en lo más íntimo de mi Ser simplemente , que los democritianos á-tomos de los que está hecho el sustrato Último de la Realidad —sea lo que se a lo que esa bendita palabra apunta— es de partículas de Amor, Verdad, Bondad y Belleza: Con[s]ciencia o Bliss, que le dicen los guiris. Satchitananda, vamos. Y sí, suena hippietrónico total, pero es lo que yo , del verbo Gustar.

      A partir de ahí, tenemos que inventarnos a Satán para justificar a Bizoza. Pero yo creo que no nos hace falta Satán: basta con hurgar un poco en el meollo de nuestra mismísima Naturaleza Humana: Nosce Te Ipsum y tal. Y, eso sí, obrar en consecuencia para con nuestro absoluto ser ese que cuelga como un perro de un madero, en la medida en que uno se sienta interpelado por ello o en función del color del meme por el que esté atravesando cada uno, que diría tito Wilber: empero, sabiendo que todo es Ilusión aka Maya.

      Porque todo se lo lleva el aire.

      1. Lo que afirmas, de hecho, lo afirmaría encantado cualquier escolástico, como por ejemplo un Tomás de Aquino. Supongo que mola más obviar esto y citar a Wilber. Será que se liga más con ese tipo de lecturas… Comparto contigo que el fundamento de lo Último es Verum, Bonum, Pulchrum, por usar alguna analogía que nos ayude a atisbarlo.

        El problema es que afirmar que ese que cuelga de la Cruz es un meme más entre otros, es decir, un símbolo más entre otros que puede escogerse entre los innumerables productos del mercado que nos ofrecen los amigos del comercio, no es una opción para quien está apunto de ser degollado por un hutu: ¿acaso en la visión veterotestamentaria no fue el psicópata la encarnación real de Satán? ¿De verdad se señala aquí algo opcional o algo que irrumpe? Así que nuevamente habría que sospechar y preguntarse a quién conviene —y a qué intereses enriquece— afirmar cuna verdad como la de Wilber. Parece ingenuo que haya que recordarle esto a un admirador de Nietzsche como lo es vuesa merced… Hay cosas que no se des-cubren por propios méritos, independientemente de cuántas setas uno tome. Tiene que ser la Otredad (¿Providencia?) quien arroje el Misterio de la muerte, del dolor, del Mal, cuya única llave para hackearlo no es la austucia o la ironía sino la sagrada paciencia.

        Ah, y por cierto, los filósofos llevan 2500 años hablando de naturaleza (phýsei) humana. Los presocráticos, los aristotélicos, los estoicos, los tomistas, los iusnaturalistas,  los modernos, los ideólogos de género, los del Opus… Estaría bien algún que otro dato que muestre dónde anda esa tan mencionada “naturaleza humana”.

        O bien todo se lo lleva el aire, es decir, somos una mera ola en el océano panteísta, o bien hay juicio y las víctimas aplastadas injustamente antes de tiempo deben ser restituidas. O bien somos maternales, o bien hay escisión.

        1. Naturaleza humana: allí donde la Luz es intensa, la Sombra es profunda. tito Goethe dixit yatusabeh. Autoevidente. A poco que uno lleve los ojitos de ver puestos, claro. Otrosí, pregúntale a Pinker.
          ¿Paciencia como la que tuvo sanpablo a lomos de tan bello corcel? ahá. (bipoleitor de libro, por cierto. Ah, no, espera, bipoleitor de libro como sanjuandelacruz no, TOCADO por la graciosísima Gracia de Dios, Hostias deglutidas van, Hostias deglutidas vienen. hmm. ya.)

          Y sí, efectivamente, todo se lo lleva el aire. Opinodeque.
          …o, si es por ventoleras, las answers, my friend, vienen blowing in the wind, que lo bobdylanesco siempre nos queda más soterio(i)lógicamente dominical.

          SatchitanandaSatchitanandaSatchitananda ñañaññañaaaañaaaa! 😛

        2. ¿Pinker es tu mejor propuesta para mostrar la tan mencionada “human nature” de los modernos y de los paganos? ¿Y qué más dará que Goethe diga lo que diga, acaso no puede equivocarse a pesar de ser Goethe? A ver quién estará siendo el dogmático aquí…

          Una cosa es que la naturaleza de la conversión sea abrupta, como fue la de Pablo de Tarso, o gradual (y sobre esto y la ordo salutis han corrido ríos y ríos de tinta, te lo aseguro), independientemente de las explicaciones (“causas segundas”) que demos acerca de ese fenómeno, y otra que en una vida conversa la Cruz haya que ir digiriéndola a medida que la necesaria y continua conversión al reinado de Dios vaya des-velándose. Pero supongo que, como siempre, a un gnóstico, que todo lo soluciona con naturaleza humana, luces, sombras y mundos informáticos, esto le costará asimiliarlo: Nihil novum sub sole, y tal.

          Si tu quieres vivir como si todo se lo llevase el viento, muy bien. Eso no quita que la vida sabrosa y auténtica siga siendo, para algunos, los que han decidido libremente no volver a los placeres oceánicos de la placenta, una vida sub iudice.

        3. ¿Eres consciente de que le escribes a alguien a quien le han man por formación le han mandado a leer tres toneladas de filosofía sobre la naturaleza humana, verdad?

          ¿Crees que un paper es suficiente, de verdad?

          …’nasnochesss

        4. ¿Eres consciente de que soy consciente de que hay más de 700 papers tan sólo recogidos en philpapers? Y así con el resto de las ramas de la —PARA MÍ— inútil en un 95% Filosofía.

          GOZA: https://philpapers.org/browse/human-nature

          ¿Te das cuenta de que eso significa que ni tú ni yo vamos a resolver el asunto en los comentarios al blog de un psicótico?

          Mente vacía.
          Corazón lleno.

          Pues eso.

  2. Porque todo lo que piensas tú:
    son ilusiones, (¿que más me da?)
    son ilusiones, (¡y así nací!)
    son ilusiones.

    😀

    Big Nosce in da house!

    Gallardo

    P.D.: De esas miradas panorámicas que dan los que ya están al cabo de todo; como ahora está de moda Soros que fue discípulo de Popper, recomiendo no dejar pasar una lectura a las dos ediciones de Sertorio en Contra Popper (I) y Contra Popper (II). ;-D

    1. RT: Si tuviera que señalar cuál es la carencia más importante de nuestro estilo de vida, ¿cuál señalaría?

      J.L.P.: La carencia de amor. Lo que ocurre es que es una palabra que se ha maltratado mucho. Podríamos decir también “afecto”. En la medida en que falta esto, falta todo. La canción que dice ‘All you need is love’ (Todo lo que necesitas es amor) tiene razón, es verdad. Parece una tontería, pero esa es la verdad.

      amen. amén.

      Gracias por compartirlo japan8x.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s