Avalokiteshvara अवलोकितेश्वर o Cómo sobrevivir a pensamientos suicidas y a 6 ingresos en un Hospital Psiquiátrico.

.

“Si sacas lo que está dentro de ti, lo que tienes te Salvará.
Pero si no lo tenéis dentro, aquello que no tenéis en vosotros mismos os matará»

.

.

Durante 2013-2014 tuve pensamientos suicidas de forma recurrente provocados por una anhedonia brutal y después por sufrir el Síndrome de Abstinencia a las Benzodiacepinas, además del sufrimiento que te producen hasta 6 ingresos en un Hospital Psiquiátrico (cada ingreso dura no menos de 20 días, 26 días es mi récord) en el que lo único que tienes por hacer es pasear dos pasillos de 40 metros cada uno durante todo el día y-ya-está.

Los días se te hacen eternos y da igual que les digas a los médicos que estás bien y que tú te sientes bien: estás etiquetado con la etiqueta bipolar en manía y eso es todo lo que importa. De esos 26 días, sobraban 20.

Es muy frustrante y la sensación de impotencia es gigantesca. Imaginad que os sucediera a vosotros, que de repente os vienen 3 policías a casa, entran en vuestra habitación, dándoos un susto de muerte mientras os retuercen la muñeca (es por tu seguridad me dijeron, literalmente) amenazan con esposaros, estando vosotros completamente pasivos y de buenas a primeras os véis en un hospital atados de pies y manos a una cama (en UK y en varios países de la Unión Europea eso está prohibido) durante un día y medio, sin haber hecho ni lo más mínimo ni haberte comportado de forma violenta alguna. Mi récord de contención mecánica (como eufemísticamente llaman a atarte a una puta cama) son 5 días seguidos. Día, tarde y noche los 5 días seguidos, sí.

 

Mi única libertad era gritar durante horas de forma salvaje sin que te hicieran ni puto caso para que vinieran a ayudarte a hacer tus necesidades —más humillante, imposible—, o para darte de beber, escupir a una pared o incluso a alguna enfermera en la puta cara por lo que me estaban haciendo y cagarme y mearme encima para que se jodieran y tuvieran que limpiarlo ellos —hasta que te ponen pañales, claro—. Me enciendo sólo escribiendo este párrafo, pero bueno: Respira. Acepta. Ama.

La única parte del día que se te hace muy buena es cuando familiares y amigos vienen a visitarte. Por cierto David T. : gracias. Y David R.: no has venido a verme nunca y nos conocemos desde hace 38 años. Tú sabrás, yo te voy a seguir queriendo igual, sólo te diré que lo que das te lo das y lo que no das te lo quitas. Es del pesao de Jodorowsky, sí, pero lo hago mío. Ah, esperad, si da igual porque jamás leéis mi blog, que os la suda —e incluso os da miedo— tanto Amor. 😀 Bueno, vosotros veréis…

No soy budista, ni católico ni judío ni musulmán ni pastafarista: la única Divinidad a la que (procuro) rendir pleitesía es a mi Sí-Mismo. Esa chispa divina de la que hablaban los gnósticos que (supuestamente) es una y la misma y está presente en cada uno de nosotros. Ser Esencial lo llaman otros.

Megalomanía lo llamarán algunos: hipócritas pero sobre todo ignorantes de sí mismos les llamo yo a ellos. También les llamo “normales”. Vamos, tulliditos nosceteipsumistas.

Pues, como iba diciendo, no soy budista pero sí sintonizo profundamente con lo que representa Avalokiteshvara.

Simplemente diré que Avalokiteshvará es el buda (andrógino, representa lo masculino y lo femenino, la unión de Samsara y Nirvana) de la Compasión infinita. Vamos, el que Ama pero a lo bestia. Para muchos budistas, Avalokiteshvara se manifestó en su forma humana en la figura del Chus de Nazareth. Pues bueno. Pues vale.

Avalokiteshvara significa el que “mira hacia abajo” y que juró la liberación del sufrimiento de todos los seres sintientes del Metaverso y que también juró no titubear ni un sólo instante en su misión o cortaría su cuerpo en pedazos.

Durante mi experiencia con hongos hubo (al menos) 3 cosas que me “descargué” de ese supuesto almacén de sabiduría infinita llamado ¿Akasha? para los teósofos.

  1. Todas las potencias del Ser, Son.
  2. Respira. Acepta. Ama.
  3. (incógnita)

Escuchar durante horas y horas y más horas y más horas con mis auriculares —el único privilegio que te dejan— este mantra de Avalokiteshvara mientras iba pronunciando para mis adentros el Respira. Acepta. Ama.” y tratando de sentirlas en lo más profundo de mi Corazón, evitó que me suicidara en 2013-2014 y me ayudó a sobrevivir a cada ingreso. Además, ayuda a no pensar, pues tanto la depresión como el sufrimiento le llevan a uno a lo mental, en lugar de bajar al Corazón., que es en el único lugar donde puede estar la sanación. Opinodeque.

He escrito esta entrada porque ya sois varios los proto-suicidas que os habéis puesto en contacto conmigo por correo para confesarme cosas que no le habéis contado a nadie antes: gracias por depositar en mi vuestra confianza.

Creo firmemente que, independiente del creo o no-credo de cada uno, la Compasión infinita por todos los seres sintientes nos salva. El Amar a lo bestia y el Aceptar el momento presente tal cual es, sí.

No me pidáis más consejo aparte de llevar unos horarios de sueño fijos, hacer dieta sana y ejercicio moderado. Respira. Acepta. Ama. es el otro único no-consejo que tengo para daros. Y digo no me pidáis más consejo no porque no quiera hablar con vosotros de ellos —estaré encantado de acompañaros al menos lo que me hubiera gustado a mí que otros me hubieran acompañado— pero es que no tengo más “consejo” para vosotros que ese.

Probad si gustáis. Después me contáis: yo simplemente comparto lo que a mí me funcionó.

Quien quiera, que busque el significado del mantra.

Respira. Acepta. Ama.

.

17 comentarios en “Avalokiteshvara अवलोकितेश्वर o Cómo sobrevivir a pensamientos suicidas y a 6 ingresos en un Hospital Psiquiátrico.

  1. Vengo de Tokio. Cerca de alli está Kamakura, y en Kamakura está el santuario de Kannon, la versión japonesa de Avalokiteshvara. Subo los innumerables escalones que conducen a ese paraiso al borde del pacifico.
    Piso el suelo desgastado y rompo a llorar: si alguna vez he de abrazar un credo, será el de la misericordia.

    Le gusta a 1 persona

  2. Ay Josete ve a Nepal, en Kathmandú pasees por donde pasees lo escuchas de forma continua. De hecho sabes que me iría contigo y siempre los asuntos propios de tus bipolaridades lo tuvieran a bien. De ahí al saltito tenemos unas horas en autobús lleno de gallinas.

    Y echa un ojo a El Andariego, página 278, pa mi que el elefantito de algo se ríe 😀

    Le gusta a 1 persona

    1. ¿De sirias risias esparciendo Love-o-no-lo-vé por el mundo con Vos? Mañana mismo. Íbamos a dejar a todos los gurúses del gurugú con el culo tó torcío. 😆

      No cae en saco roto lo que me propones querido amigo. Lo dejo ahí procesando…

      He estado releyendo tu Magnum Opus y es la posha, nunca mejor dicho. Sigue escribiendo —para no morir de tedio, que diría Pessoa—, lo que quieras, pero escribe. ¿Y qué tal honrarnos con algo de prosa, quizás? ahín queda eso… 😉

      P.D.: Yo soy más de la página 271. ❤

      Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias hombre, no creas que es algo que he oído muchas veces. En papel no quedan ejemplares, fue autoedición de 50 copias y están regaladas todas menos dos, una la vendí (no sería libro si no se hubiera vendido al menos uno) y la otra me la quedé. Lo tengo en pdf, la cosa es que se me ha roto el ordenador y ahora no puedo acceder a la copia, es un librito ameno para esos ratos cagando, si tuviera un email tuyo quizá podría enviártelo si resuelvo el asunto.

      Me gusta

  3. Al hilo de tu experiencia y con el mamtra de fondo me ha inspirado para escribirte un pequeño poema:

    Yo sé que unos estudiaban ‘matarte’
    y que otros ‘buenos’ ‘aplastarte’ en lo mas bajo de la putrefacta tierra,

    para ocultarte de las fieras
    para que volvieses afuera
    convertido en el árbol más grande donde tu fruto haría transformar a

    cualquiera.

    Se que ellos estaban dentro conspirando,
    pero conspiraban contra la inconsciencia de ti mismo.

    querían, aunque ellos no lo supieran, salvarte de tú propia ignorancia
    la ignorancia de ti mismo

    Quería que te acogieras a lo único que podías acogerte
    lo que llevas dentro
    Tu fuerza interior. A tu leon dormido.

    No la fiereza, la templanza, la seguridad de que no puedo perder.
    Porque ya estabas perdido

    Oración para todos nosotros mismos:

    Mi coraza, mis paredes me han hecho más grande
    hoy la rompo

    Mis enemigos me han hecho grande,

    y hoy les agradezco y les perdono

    (Si un ‘villano’ mata a un ‘villano’,
    los dos villanos son purgados?

    No cabe más sufrimiento en nuestra conciencia colectiva

    y el eco de los muertos no son sueños,

    son pesadillas)

    Le gusta a 1 persona

  4. Hace unos años solía ponerme este mantra del Buda Amithaba. Lo cierto es que me ayudaba a tolerar las putadas que te hacen los típicos cretinos que, forzosamente, por alguna extraña Ley, han de aparecer en la biografía de toda persona tarde o temprano. Supongo que siempre es mejor encomendarte a Amithaba que caerte a puñetazos con la peña… o no.

    En serio, encomedaros al Buda Amithaba mientras escucháis esto. Ya veréis que es imposible odiar tras la experiencia:

    Le gusta a 1 persona

  5. Una vez colgaste la Red Indra en un post y me dejaste flasheao!

    Esta vez ha sido el buda, y me he quedado colgado mirándolo.

    Como dije en el otro comentario, yo lo hubiera resistido.

    Gallardo

    P.D.: Te pongo un pantallazo del tablero que tengo en uDemy… ahora que pronto el Sol alcanzará su sima y todo será subir pletórico hasta junio, tengo esas tres vías de desarrollo previstas:

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s