El Homo Hijoputensis.

 

[ Viene de: “Cuando una ley es injusta…” ]

.

tito MU dixit:

No sé si te estoy entendiendo bien, debo estar equivocado (llevo casi 10 años siguiéndote, ¡como pasa el tiempo!) ¿lo injusto depende del numero de personas que lo entiendan así? ¿Es que uno está loco o enfermo por no ser normal? Las estadísticas dan indicios, no pruebas. (sin entrar en solipsismos)

Te ha faltado Rosa Parks: “Ni siquiera tenía certeza de que sobreviviría aquel día”

https://es.wikipedia.org/wiki/Principio_de_mediocridad

Desobedecer una ley injusta puede implicar tanto paz como guerra

Ejemplo de: obediencia ciega, subversión de los principios legales y en lo que se ha convertido la política, publicidad y propaganda.

“Nosotros somos socialistas, somos enemigos del sistema económico capitalista actual porque explota al que es débil desde el punto de vista económico, con sus salarios desiguales, con su evaluación indecente de un ser humano según tenga riqueza o no la tenga, en vez de evaluar la responsabilidad y la actuación de la persona, y estamos decididos a destruir este sistema capitalista en todos sus aspectos.” Adolfo Hitler, 1927

¿Que es lo injusto? A ver si te cabe en un hastag (max 140). ;-D (que soy bueno, no te pregunto por la justicia, esta seguro que no cabe en un tuit, por no decir que yo no sé lo que es)

“Es preferible la injusticia al desorden.” Goethe

Antes de desobedecer debería plantearme si lo alternativo es bueno y mejor. La gente se queja de las consecuencias, no de las causas (sobretodo cuando las causas las aceptaron en su día). Claro, luego se indignan, se cabrean y salen a la calle a protestar por no se sabe qué causa, aunque tienen muy claro, moralismo mediante, que es injusto lo que sufren (las consecuencias). Uno no se indigna por lo que sabe. Es preferible no saber y pedirle cuentas a otro. (confundiendo la nausea…morales y dignos, con la indigencia…existenciaria )

«Qué injusticia.» Cristiano Ronaldo, futbolista tras perder un partido.

Bona nit

==========================================

tito n0sce dice:

¡Brindo por otros 10 años dándoos el [cognazo/cojonazo]! 😛

Tal y como yo lo veo, es mucho más sencillo que apelar al Sr. Godwin:

Realidad o irrealidad, justo e injusto, razón o sinrazón, normal o anormal, verdad o mentira, orden o desorden, derecho natural, son términos que *por sí mismos* no apuntan a NADA. Y quienes se los adjudican en propiedad, fundamentalistas casi casi cercanos a los que prefieren la tortilla de patatas sin cebolla.

Ergo su dominio estará circunscrito al MARCO de referencia que subjetivamente tracemos/acordemos/CONSENSUEMOS en torno a esos términos: TEXTO Y CONTEXTO.

Lo que para unos puede ser “locura”, ubicado en otra REALIDAD CONSENSUADA, en otro CONTEXTO, puede ser “chamanismo”, “originalidad”, “genialidad” o… etc. etc. etc.

Uno no está “loco” o “sano” “objetivamente”: lo está porque “subjetivamente” cumpla con unos criterios “consensuados” en un librito llamado DSM-V y *EN RELACIÓN* con un CONTEXTO socio-cultural. Los señores que dictaminan qué criterios subjetivos son esos los denominan criterios “objetivos” y los que pueblan ese determinado CONTEXTO socio-cultural se llaman a sí mismos “normales”. Pues bueno. Pues vale.

De igual forma, algo no es justo o injusto porque esté revestido de una “realidad pura e incorruptible” en el Mundo de las Ideas, de igual forma que la Belleza está en los ojos del que mira y no en un Uno-Grande-y-Único Cánon Sagrado Universal de Belleza…¡HEIL!

¿Es justo matar? Depende.

¿Es justo robar? Depende.

¿Es justo mentir? Depende.

¿Es justo matar a un reo como pena por haber cometido un crimen? Depende. Aquí no. En yanquilandia sí.

Ante un conflicto *de la naturaleza que nos incumbe* —que la mayoría de las veces no es más que un malentendido—, ¿qué es lo justo entonces?

Lo primero de todo, lo acordadamente justo *debería ser* hablar y CONSENSUAR.

Y si no hay consenso y persiste el conflicto, el Estado (aka la Marabunta de monos que más aúllen) tiene el monopolio de la violencia (tito Max Weber dixit) para hacer cumplir su “Voluntad”, claro que sí:

para eso somos el Homo Hijoputensis.

.